La Esvástica


Probablemente no exista en el mundo un símbolo más famoso y a la vez tan ambiguo como la esvástica. Utilizado desde hace miles de años por pueblos tan dispares como nórdicos, celtas, egipcios o hindúes, pasó a la fama a partir del siglo XX donde adquirió un nuevo significado tras ser adoptado por el partido nacional-socialista alemán. El término español «esvástica» proviene del idioma sánscrito suastíka (que en letra devanagari se escribe स्वस्तिक), que literalmente significa ‘muy auspicioso’o buena fortuna.

Ya desde hace muchísimos siglos atrás, este símbolo era utilizado usualmente en culturas orientales como el hinduismo; donde se atribuía el símbolo a distintos dioses creadores y destructores (Brahmá o Shivá, por ejemplo). También en el budismo podemos encontrar este símbolo, por ejemplo grabado en el pecho de algunas representaciones de buda y sobre estatuas y templos, en la escritura china, la esvástica significa "todo" o "eternidad". En estas culturas también es asociada a los cuatro elementos: Tierra, Fuego, Aire y Agua. Y a los cuatro puntos cardinales del mapa.


La utilización contemporánea de este símbolo en occidente viene de la telépata y médium Helena Petrovna Blavatsky, quien aseguraba que tras haber realizado un viaje a Shangshung en el Tíbet occidental, había sido iniciada en una doctrina secreta, donde aprendió los misterios de los siete símbolos esotéricos, dentro de los cuales el de mayor poder era la esvástica. Ella escribió varios libros intentando dejar por escrito todo el conocimiento aprendido, libros como Isis sin velo y La doctrina secreta. Estas obras llegaron a influenciar en gran medida a personajes como: Gandhi, Gauguin, Kandinsky, Thomas Edison o Einstein entre otros muchos artistas, escritores, poetas, filósofospsicólogos y científicos.

Según Blavatsky, cada ciclo de la creación a estado asociado a siete etapas de la evolución humana. Etapas que llama razas fundamentales. "La raza que renace la primera y asciende hasta la luz, es la llamada Aria... es ella quien custodia la evolución espiritual de la humanidad". Y el símbolo asociado a dicha raza es la rueda solar, es decir la esvástica. Estas ideas fueron tomadas por numerosas organizaciones iniciáticas germanas como la Sociedad Thule.

Existen numerosas formas de la esvástica en función de el número de brazos que posean, tres brazos (triskel), cuatro brazos (esvástica o cruz gamada), seis, nueve o doce (esvástica flamígera). Del mismo modo que es encontrada en multitud de culturas como las ya mencionadas al comienzo, ejemplo de ello es el lau buru vasco, que viene a significar cuatro cabezas.
Sea cual sea la interpretación de dicho símbolo, la mayor parte de los autores están de acuerdo en un punto: Que la esvástica tuvo un origen ario, y que siempre es interpretada como un símbolo de poder como el fuego o el rayo, ya sea este visto como Zeus o Thor en occidente o como Manu o Brahma en oriente.

Posteriormente, este símbolo fue adoptado por el partido nacional-socialista alemán, para los cuales significaba lo siguiente: "En ese símbolo vemos el significado de la lucha por la victoria del hombre ario".
Los oficiales de las SS mandaban investigadores por todo el mundo para tratar de desentrañar los orígenes de dicho símbolo. Estos investigadores llegaron a lugares como Tíbet, donde el budismo esotérico reverenciaba la esvástica y también pretendían encontrar lo que ellos denominaban la "Atlántida aria".





Así pues la esvástica tendría dos formas de giro, una hacia la derecha y otra hacia la izquierda, como podemos apreciar en la imagen. La interpretación de estos dos giros es que; cuando se trata de una esvástica dextrógira, representaría las fuerzas masculinas, y cuando es levógira, se trata de un símbolo femenino. Aunque a pesar de ello existen otras muchas interpretaciones dependiendo de la cultura y la civilización a la que se refieran.


El Viaje Astral


Un viaje astral es la separación del cuerpo físico y el cuerpo astral. Esta separación es muy parecida a la muerte, muchas de las personas que han permanecido muertas clínicamente durante algunos minutos lo han experimentado conscientemente. Pero no hace falta estar al borde de la muerte para experimentarlo. Algunas personas lo experimentan de forma espontánea cuando están perfectamente despiertas, sin proponérselo siquiera, mientras que otras se pasan la vida buscando en vano dicha experiencia y lo mas que consiguen, después de ayunar y de meditar durante años, es una potente proyección mental.



 Las corrientes místicas y esotéricas aseguran que cuando nuestro cuerpo astral sale de nuestro cuerpo físico, esta unido a éste mediante un hilo o cordón. En algunas culturas se menciona el cordón de plata en alusión a este nexo de unión entre los dos planos. Hay quien ve el cordón unido al chakra (centro de energía) coronario. Otros por el contrario, afirman que es una prolongación del ombligo, como si de un nuevo e invisible cordon umbilical se tratase.
Esoteristas y misticos coinciden en que la energia sale del cuerpo manifestada en energia sutil. Esta 

entidad que forma parte de nuestra misma esencia y que no devemos confundir con la energía ectoplasmatica (energia de las entidades fantasmales), tiene libertad de accion y movimiento. Es capaz de romper las leyes espacio-temporales y, por tanto, viajar a cualquier lugar, incluso al pasado o al futuro.
Otro aspecto a resaltar es el plano paralelo al que viajará el cuerpo astral. Al parecer existen diferentes planos, la diferencia viene marcada por la evolución espiritual que tiene el que realiza el viaje astral. En algunas corrientes místicas aseguran que una persona con capacidad psíquica de desdoblamiento pero carente de valor espiritual corre riesgo de dirigirse a un "bajo astral", el mundo demoníaco y negativo. En cambio si la persona tiene conocimientos espirituales y condiciones de elevación mística, podria alcanzar un "alto astral", el plano superior.


Técnica para realizar el Viaje Astral


Existen numerosas técnicas para realizar un viaje astral, a continuación expongo una que sigue las directrices de Robert Monroe, pero con ligeros añadidos míos
Antes de realizar la práctica, debes buscar una estancia silenciosa, cálida y en penumbra, en la que puedas estar cómodamente tumbado:

1.- Despréndete de cualquier prenda de ropa que te incomode y quítate joyas u objetos metálicos. Localiza el norte y túmbate con la cabeza orientada hacia ese punto cardinal.

2.- Separa las piernas, pon los brazos en cruz, cierra los ojos y respira muy suavemente, debes sentirte cómodo y relajado.

3.- En tu pantalla mental concéntrate en una imagen simple y poco elaborada, como un punto de luz, una puesta de sol, un amanecer, un prado... Déjate llevar por ella hasta que te entre sueño. Cuando percibas que estas en duermevela, relájate aun más y déjate llevar.

4.- Imagina que hay un punto de luz situado a un palmo de tu frente. Cuando lo veas con claridad distáncialo medio metro, después un metro y después dibuja una linea luminosa que te una al punto.

5.- Sin dejar de ver la linea luminosa, siente todo tu cuerpo, de pies a cabeza. Nota que estas ligero.

6.- Estás a punto de abandonar el cuerpo. Imagínate lo placentero que seria flotar. Manteniendo este pensamiento y viendo la linea luminosa, siente que tu conciencia se expande saliendo de tu cuerpo. Vive la experiencia. Al notar el cuerpo relajado, siente el balanceo, como si te arrastrara la marea, siéntete flotar y simplemente sal de ti.

7.- Cuando consideres que tu viaje debe finalizar, disponte a volver sin temor alguno. Evidentemente volverás. No temas quedar vagando en el limbo ni nada por el estilo. Limítate a visualizar la linea de energía blanca, observa como se desvanece formando un punto lejano. Acerca el punto de luz lentamente a tu cuerpo, finalmente nota tu cuerpo. El viaje ha terminado.


Samurai: Detrás de la espada

Los samurai, guerreros legendarios que se hicieron famosos por su valentía y pericia en el fragor de la batalla. Pero su leyenda va más allá, demostrando que detrás de sus espadas y debajo de sus armaduras se encontraban hombres inteligentes, meditadores, filósofos y poetas.






Stonehenge

Stonehenge, uno de los mayores misterios de la humanidad. ¿Quien lo construyó? ¿Cuando? o ¿Con que función? Estas y otras preguntas se tratan de resolver en el siguiente documental sobre los gigantescos monumentos megalíticos.






La Sombra del Demonio: Sectas


Con anterioridad hablé de los movimientos satánicos no teístas (Por ejemplo: Church of Satan de Anton LaVey). Pero en esta nueva entrada me centraré en los de adoración a la figura del demonio como una entidad real y sobrenatural, es decir los movimientos satánicos teístas. Estos movimientos se organizan principalmente en dos grandes corrientes: Luciferismo y Satanismo.

Luciferismo
Lucifer (literalmente, el portador de luz) era un dios romano encargado de, como su propio nombre indica, portar y traer la estrella de la mañana. Con el auge de la iglesia cristiana, este dios fue demonizado y colocado en una posición de equivalencia con Satán. 
Los seguidores de esta doctrina (denominados luciferinos) ven a Lucifer más que como una representación de Satán, como una representación de toda una serie de virtudes benéficas: La representación de la sabiduría, la iluminación, el conocimiento etc.
Generalmente los seguidores de esta corriente suelen ser de clases altas y posiciones económicas elevadas y su carácter suele ser elitistas y racistas, e incluso llegar a estar relacionados con la extrema derecha política. Aunque como todo, es en tintes generales.
Debemos destacar que no todos los seguidores del Luciferismo son satánicos. Existen grupos que adoran a Lucifer como dios ajeno al Satán judeo-cristiano. Atribuyendo una serie de virtudes positivas a esta entidad.

Algunos grupos que siguen estas corrientes son:

-La iglesia de Lucifer

-The Ordo Luciferi

-The children of the black rose


Satanismo
Por otro lado nos encontramos a los adoradores de Satán. Estas corrientes siguen a Satán como el representante de la rebeldía, de la libertad y del poder absolutos. Sus rituales suelen ser de carácter blasfemo, incluyendo prácticas orgiásticas e incluso el uso de sustancias estupefacientes.
En general los seguidores de estas corrientes suelen padecer algún tipo de rechazo o marginación por parte del resto de la sociedad y dentro de la secta ese rechazo desaparece, creando una sensación de unidad familiar. En otros casos los iniciados son personas con trastornos psicológicos. Aunque como ya e dicho antes siempre hay excepciones.
Mención especial merece un grupo satánico, debido a sus grandes y macabros crímenes. Me refiero a los Amigos de Lucifer o Adoradores de Seth. Esta secta es considerada de las más peligrosas del mundo y con razón debido a los crueles actos que llevan a cabo.
Integrada por personas que se podrían clasificar más por satánicos que por luciferinos, llevan a cabo los mas sádicos actos: Asesinatos, sacrificios humanos, violaciones, canibalismo, necrofilia...
No son pocos los casos de esta serie de crímenes en los archivos de la policía de todo el mundo. Como el de unos jóvenes fineses que devoraron a un compañero suyo como un acto ritual.









La Ambigüedad del Diablo: Satánico Vs Satanista


Existe hoy en día una gran confusión entre dos términos que a simple vista bien podrían parecer sinónimos, pero que en realidad tan solo la etimología tienen en común, puesto que no se pueden presentar como términos para definir al mismo tipo de persona. Estos dos términos son: Satanista y Satánico.
Dado que mucha gente confunde los significados de los términos y emplea uno y otro para definir a personas que ni conoce ni pretende conocer, me dispongo a realizar este post para aclarar el tema.


En primer lugar empezaremos por el termino Satanista. Este termino hace referencia a una serie de personas que son seguidores de Anton LaVey y de su Iglesia de Satán (en inglés Church of Satan). Estos, denominan su corriente filosófica como satanismo simbólico, ya que no plasman sus ideales en un ser exterior y divino denominado Satán, ni en ninguna otra entidad diabólica o no, sino que basan su poder en el propio "yo", es decir, en el propio individuo. (Ateístas).
Los satanistas o seguidores del satanismo simbólico no están relacionados en sacrificios, ni rituales en los cuales se haga daño a otros seres humano o a animales.
Su filosofía esta plasmada en la denominada Biblia Satánica, escrita por LaVey. Que lejos de ser un libro oculto, satánico o maligno, esta lleno de filosofía practica para la vida, sin hacer daño a los demás.
Para comprender mejor a este grupo recomiendo consultar alguna de mis otras entradas acerca de este tema:

Por otro lado encontramos el termino satánico, que hace referencia a una serie de personas que si que adoran a un ser exterior, caracterizado por una serie de atributos y poderes y que recibe diferentes denominaciones aunque la más común es la de Satán. Estas personas son consideradas satánicos teístas. (para diferenciarse de los ateístas, los que no creen en ningún ser superior, como los seguidores de LaVey)
Estos seguidores de Satán (en inglés Satan Worshipers) se dividen en diferentes subgrupos con diferentes visiones de la deidad y diferentes tradiciones y ritos. Por citar alguno encontramos a los Luciferinos.
Estos grupos estarían organizados en diferentes sectas más o menos secretas.

Muchas de estas sectas son comúnmente y a la vez tristemente reconocidas por los actos que llevan a cabo, quema de iglesias, sacrificios, profanaciones, ect. Actos que llegan a atentar no solo contra la ley sino contra otras personas que nada tienen que ver con dichas organizaciones. Aunque cabe destacar, como con todo, que no todos practican dichos actos.

Como añadido final hay que mencionar que todo movimiento satánico no es en si una religión propiamente dicha, sino que estamos ante una anti-religión. Puesto que surge en contraposición a la religión judeocristiana y a sus valores. Por lo tanto si esas bases judeocristianas dejasen de existir o nunca hubieran existido, el satanismo por su parte no hubiese existido o irremediablemente dejaría de existir, al menos bajo ese mismo nombre de satanismo. Otra cosa bien distinta es que esos valores que promulgan las filosofías satánicas, siguiesen vivos y existiendo perdurablemente.

Espero que las diferencias entre los distintos grupos y sus nombres hayan quedado claras y no se confundas los dos términos: satánico y satanista. Más adelante realizare más posts acerca de los diferentes grupos y sectas satánicas así como el tipo de personas que encontramos en ellas y sus ritos y tradiciones.

Los Celtas: Episodio II

Los celtas. Segundo capitulo del documental. En esta parte en investigador centrara sus esfuerzos en averiguar mas cosas respecto a los celtas de las islas. Para ello visitara diversas zonas de las islas Británicas e Irlanda.